Google y la privacidad | ¿Qué información guardan de nosotros?

Spread the love

Francia acaba de multar a Google por no cumplir con los requisitos de privacidad establecidos por la Unión europea. Pero esto no le sorprende a nadie ya que ya se sabía que no se estaban cumpliendo los mismos desde hace meses.  muchos pensarán que una pequeña multa no afectar a una empresa tan grande pero es que esta nueva ley que se impuso desde el Parlamento Europeo en el año pasado contempla multas en caso de no solucionar los problemas requeridos de hasta el 4% de los beneficios de la empresa a nivel internacional.

¿Pero en qué consiste esta nueva ley que hace que multen a empresas tan grandes como Google por temas de privacidad?

Bien, ya hemos hablado anteriormente en este blog de la ley GDRP  la cual establece no de forma muy clara, dando lugar a interpretaciones de cómo una empresa debe presentar en su página web la información que obtiene de sus usuarios a través de los servicios que estos utilicen.  el motivo principal de la sanción alega que Google no presenta de forma clara la información que recogen del uso que hacen los usuarios de sus servicios exponiendo esta información de una forma concisa para ser tratada por el propio usuario del servicio.

Lo cierto es que en esta Ley tenemos las dos caras de la moneda:

  1. Por lo general los usuarios aunque estemos interesados en nuestra privacidad no queremos leer largos textos antes de hacer uso de un servicio,  más aún cuando no dejamos de hacer uso de servicios cada vez que nos conectamos a Internet. Y es que es prácticamente imposible que un usuario pueda leer absolutamente todo lo referente a su privacidad cada vez que accedemos a un sitio nuevo en la web.  Aunque sí que es cierto que es interesante que esta información se encuentre disponible.
  2. Prácticamente estamos obligados a aceptar los términos de privacidad para poder utilizar los servicios que usamos habitualmente y que en la actualidad ya no son casi indispensables. ¿por lo que podemos decir que es insuficiente la información que ofrece Google?

Hace ya dos años que google comenzó a crear una plataforma para que todos los usuarios tuvieran constancia de la información que facilitan a Google y como ellos lo utilizan para “ mejorar sus servicios”,  por supuesto todo el mundo sabe que también utilizan nuestra información para ganar dinero a través de otros medios como puede ser la publicidad. Y de hecho podemos conocer nuestra cuenta cómo utilizan esa información para ganar dinero. ¿Pero de verdad hay alguien que vaya a rechazar los términos de privacidad y servicios de Google dejando de utilizar todos los servicios?  Estamos hablando de dejar de utilizar Google maps, gmail, youtube, el buscador de Google etcétera…  lo cierto es que hay muy poca gente que esté dispuesta a eliminar todos estos servicios de su vida sin ningún reproche. Ante esta situación ya habido muchos usuarios que han indicado a los legisladores que la sensación es de fuerza a aceptar sus términos de servicio y lo consideran una aceptación forzada.

Pero como no puede ser una aceptación forzada sí en el momento en el que enciendes tu móvil Android por primera vez te pide que aceptes unos términos de servicio que incluyan recoger toda la información que introduzcas en tu teléfono móvil.  La única solución posible en utilizar Android es comprar un dispositivo Apple. Pero por supuesto no pienses que Apple va a estar libre de todo este tipo de problemas de privacidad ya que nada más encender tu dispositivo te pide que acepte los mismos términos que en el caso de Google. Finalmente nos encontramos en un caso de a quien damos la información a cambio de qué, qué información  y si esta es necesario para nuestro día a día efectivamente va a ser forzada.

A términos legales es muy interesante darse cuenta como es difícil legislar en este aspecto. Ya que estamos tratando de servicios que usamos habitualmente y que ya están tan integrados en nuestro día a día que él no aceptar los términos de privacidad y uso nos causaría mayor perjuicio que el propio desconocimiento y tratamiento de nuestra información,  por lo que damos nuestra información y no nos interesa ni siquiera saber qué es eso que hemos aceptado. Recalcar de nuevo la complejidad legislativa del asunto.

Uno de los grandes problemas que tiene esta ley es que no hace distinción entre las empresas grandes y pequeñas más que al nivel de las multas que pueden alcanzar.  complicando mucho para empresas pequeñas en aplicar este tipo de reglamentos y viéndose en su mayoría obligadas a contratar servicios de asesoramiento para cubrir este aspecto de la Ley de privacidad. Pero este es otro asunto distinto al que vamos a tratar hoy, que habla sobre la ley europea de privacidad del uso de servicios y del ajuste al marco que han de realizar  las empresas como Google.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *