GDPR. Las preguntas más comunes #1

Spread the love

El 25 de Mayo comienza a aplicarse la ley sobre la protección de datos y aunque las redes sociales son las principales afectadas por el volumen de usuarios y la cantidad de información que atesoran de cada usuarios, el resto de páginas que tienen nuestros emails parece que han decidido bombardear nuestros emails.

¿Es esto el fin de las redes sociales?

No. Es cierto que hay mucha confusión y sobre todo miedo por parte de todas las empresas a las sanciones pero no es el fin del mundo. Lo cierto es que la ley no modifica demasiado, da las directrices para tratar de producir un cambio de mentalidad y de concienciación a términos de privacidad.

¿Quién gestiona mis datos?

Lo cierto es que la privacidad en internet casi un término ilusorio al que ahora se desea aplicar un nivel de pertenencia de datos. Tus datos los gestionan las redes sociales, cada empresa de cada app que tengas en el móvil, la tienda de ropa en la que una vez compraste y ya no te acuerdas del nombre, la rifa del bar donde rellenaste un papel con tus datos por si eras el agraciado, etc… Como puedes ver la gestión de unos datos cedidos a cientos de empresas no son nada fáciles de gestionar o directamente no abarcables por tí.

Tienes el correo lleno de SPAM

Sí a día de hoy tienes el buzón de correo a reventar no te preocupes nos está pasando a todos y lo cierto es que la mayoría de emails no proceden. Si te has fijado cada correo tienen un formato distintos y piden cosas distintas. Están los que te piden que pulses sí para aceptar las condiciones de privacidad, lo que te piden sí para aceptar el envío de noticias, las empresas que solo informan de que tienen y gestionan tus datos etc…

En su mayoría son páginas en las que en su día nos registramos y desean poder seguir enviando emails pero lo cierto es que no hace falta que te envíen nada ya que tácitamente, como pide la ley, aceptaste los términos, en la mayoría de casos si no todos, para que gestionaran tu información y te enviaran emails. Es decir, solo es necesario pedir consentimiento una sola vez y no tiene carácter retroactivo si ya lo diste no tienen que mandarte un nuevo email para que vuelvas a darlo.

Este tipo de comportamiento en el que las empresas están enviando emails de forma compulsiva no es positivo ya que en caso de no aceptar van a continuar mandando emails pidiendo que aceptemos. Por lo que tendremos que elegir entre seguir recibiendo estos emails o aceptar para que las empresas puedan cumplir con la ley de 2002 LSSI. Vamos que toca aguantar el spam.

Está ocurriendo hasta en el supermercado

Aquí tenemos un ejemplo del Carrefour pidiendo que se acepten la nueva ley de protección de datos. En principio la aceptación al crear nuestra tarjeta ya estaba dada por lo que parece que lo único que quieren todas las empresas es cubrirse las espaldas a pesar de que puedan perder clientes en el camino.

¿LLegarán los bancos?

Lo más probable es que no. A menos que tengas cláusulas firmadas relativas a algún producto (hipoteca, fondo de inversión, etc… ) y que lo requieran expresamente la relación establecida por contrato con el banco se mantiene invariable.

Explicación del interés legítimo

El interés legítimo es la pieza que permite a una empresa utilizar tus datos sin consentimiento explícito siempre y cuando no viole otros derechos. ¿No ha quedado claro verdad? Tranquilo somos millones de abogados que tampoco lo tienen claro. La definición es difusa, inconcreta. El envío de correo postal con fines publicitarios puede ser totalmente legítimo pero no se especifica por lo que el tratamiento irá caso por caso.

¿Tengo más derechos?

Realmente tienes los mismos derechos. En el caso de España ya existía la legislación que te permitía modificar, eliminar o acceder a tus datos a través de la persona responsable de los mismo. Y con el derecho al olvido la situación y el tratamiento es complejo pues colisiona claramente con otros derechos fundamentales como la libertad de prensa, información y expresión. El derecho al olvido sí parece ser más claro en casos de menores de edad y personas deudoras no permitiendo que se eliminen sus datos de la base de datos del acreedor, como es lógico.

4 thoughts on “GDPR. Las preguntas más comunes #1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *